Cómo preparar un café latte casero

El café latte casero es ideal para aquellas personas que no les gusta tomar café muy fuerte. Su preparación es muy sencilla y el resultado queda bastante resultón. Existen muchas formas de preparar este tipo de café. Os explicamos cómo hacer el caffé latte casero sin demorarnos más.

cafe latte

Ingredientes:

  • Café
  • Leche entera o semidesnatada
  • Un batidor de mano
  • Chocolate o cacao en polvo
  • Un vaso de Vidrio

Preparación:

Preparamos el café procurando que quede bien cargado ya que, al llevar tanta leche el caffe latte, puede quedarnos flojo. Calentamos la leche en un cazo u olla pequeña, cuando esté caliente y antes de que hierva, empezamos a batir la leche con el batidor de mano para formar espuma. Cuando esté lista, retiramos del fuego y vertemos en un vaso de cristal largo la leche. Pondremos entre 2/3 y 3/4 de leche.

Hay que tener en cuenta que la proporción aproximada por cada café latte es de aproximadamente una taza de leche más media de café.

Después añadimos la espuma con una cuchara. Una vez echo esto, vertemos el café despacio para no estropear la espuma que debe quedar arriba. Entonces veremos las tres fases del caffe latte casero: abajo queda la leche, en medio el café y en la parte superior la espuma.

Por último, espolvoreamos un poco de cacao o chocolate en polvo por encima de la espuma como adorno. Quien lo desee puede añadirle azúcar o sacarina al gusto. ¡Y ya está listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *